martes, 25 de agosto de 2009

Actividades físicas recreativas acuáticas en piscinas para clientes de instalaciones hoteleras


efdeportes.com

Actividades físicas recreativas acuáticas en

piscinas para clientes de instalaciones hoteleras

Facultad de Cultura Física

Matanzas

(Cuba)

MSc. Jesús Lantigua Hernández

Lic. Amado Antonio Bermúdez Sixto

jesus.lantigua@umcc.cu

Resumen

La dinámica y diversidad de la animación hotelera en ocasiones obvia la realización de un número mayor de actividades de carácter físico recreativo en el medio acuático, sobre todo aquellas que encuentran su realización en las piscinas, adoleciendo por esa causa de una programación más amplia. En ocasiones ello es motivo para que en torno a las albercas se desarrollen de manera autónoma acciones que si bien es cierto producen satisfacción inmediata en los clientes, también ven mermadas la calidad de su ejecutoria al no contar con una conducción y animación profesional. El presente trabajo aporta una propuesta de acciones recreativas acuáticas en piscinas, de manera que pueda constituir una guía para ese tipo de labor.

Palabras clave: actividades físicas recreativas, actividades físicas recreativas acuáticas, piscinas, instalaciones hoteleras.

http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 13 - N° 126 - Noviembre de 2008

1 / 1

Introducción

No es de extrañar que la mayoría de las turistas prefieran realizar toda clase de actividades físicas recreativas al aire libre. La condición climática puede emplearse como un factor sanitario efectivo, sobre todo en la franja tropical del planeta, de aquí que la mayoría de las acciones que se generan en los hoteles localizados en esta área hallen su lugar de realización en contacto con el aire puro. En estas instalaciones las actividades de animación encuentran su materialización de diversas formas pues mientras un grupo importante de ellas son ejecutadas sobre la arena o en espacios creados para ese tipo de labor, considerados como terrestres, otras se ofertan en playas y piscinas, agrupadas como acuáticas.

Es conocido que como resultado de la influencia benéfica del aire se logra mejorar en grado considerable el estado funcional del sistema nervioso central, se aumenta la capacidad de trabajo, se aceleran los procesos recuperativos y se fortalece el potencial inmunológico del organismo.

En muchos países, como en Cuba, una gran parte de los hoteles están situados junto al litoral donde el aire del mar está saturado por distintas sales. Este factor unido a su favorable grado de iotización, el efecto refrescante de las brisas marinas y los baños de playas, influye muy favorablemente sobre el organismo de las personas que los visitan. Otra variante muy recurrente, de innegable contribución a la salud humana lo es sin dudas la práctica de las actividades físicas recreativas en piscinas o albercas, por desarrollarse también en condiciones ambientales similares y con gran regocijo, sin embargo ocurre que muchas de esas opciones deben su ejecutoria a un grado alto de autonomía, pues en la generalidad de estas instalaciones la programación de animación atendiendo a su diversidad no abarca todas las potencialidades existentes, limitándose a realizar con conducción profesional solo algunas de ellas.

El presente trabajo es el fruto de investigaciones realizadas en instalaciones hoteleras por estudiantes de la Facultad de Cultura Física en Matanzas, con el objetivo de ampliar las opciones recreativas en piscinas para las personas que asisten a los hoteles en calidad de clientes.

Desarrollo

Las actividades del hombre vinculadas al medio acuático se originaron hace muchísimos años producto de un grupo de necesidades perentorias relacionadas con su alimentación, defensa y locomoción. Con el dominio del medio, pudieron estos individuos salvar diversos obstáculos que por doquier amenazaban su existencia ya bien escapando del ataque de las fieras o evadiendo los peligros representados por desastres naturales de gran envergadura. Esos requerimientos indispensables para alcanzar determinado desarrollo social obligaron a los primitivos a alcanzar habilidades en un medio que en alguna medida le resultaba hostil, con lo que pudieron dominar la natación, más ello solo fue posible luego de reiteradas experiencias.

Existen evidencias claras de la práctica de la natación entre hombres y mujeres de la civilización egipcia en las márgenes del Nilo, lo que prueba su antiquísima existencia como actividad física. Precisamente allí surgirían construcciones específicas para esos fines, las que por sus pretensiones resultaron parecidas a las piscinas actuales.

No es extraño que otros pueblos antiguos como la India, Creta y Libia hayan practicado la natación desde bien temprano. Algo similar ocurrió en Grecia y Roma. En este último lugar se levantaron grandes construcciones denominadas termas, dotadas de amplias piscinas, las que podían albergar hasta 3 000 bañistas a la vez, dedicados a diversas actividades náuticas representadas por fiestas, competencias de natación y otras habilidades en el líquido elemento. Un aspecto importante en la construcción de esos sitios lo fue el hecho de que en ellos se pudiera mantener la temperatura adecuada del agua, lo que dio origen a su nombre.

Tras su proscripción al producirse la caída del imperio romano la natación desapareció casi de manera general en Europa, pero más tarde cobró auge y se extendió con prontitud luego de que Luis XIV mandara construir el primer baño público del viejo continente.

Las opciones acuáticas se convirtieron en el siglo XIX por intermedio de los denominados viajeros románticos, conocidos también como pioneros del turismo moderno, en motivo de atención para todas las personas que como parte de ese flujo turístico accedían a los nuevos balnearios y núcleos al lado de las costas. Hacia finales del siglo XIX y principios del XX se consolida el turismo de playa junto al alpinismo, como fenómeno que propicia la extensión del turismo contemporáneo en Europa, colmando en gran medida las ansias de recreación de miles de personas.

En nuestros días las actividades físicas recreativas en el agua constituyen una agradable forma para que las personas de diferentes nacionalidades, sexo y edades puedan disfrutar de su tiempo libre, siendo las piscinas de los hoteles un buen ejemplo de ello.

Recientes investigaciones en instalaciones hoteleras por parte de estudiantes de la Facultad de Cultura Física en Matanzas, han permitido corroborar planteamientos ya expuestos acerca de cierta subutilización del espacio recreativo que brindan las piscinas en algunos hoteles. Como parte de la aplicación de herramientas tales como entrevistas y observaciones se pudo concluir que:

  • la animación hotelera muestra como parte de su programación una amplia diversidad de acciones representada por actividades terrestres y acuáticas, las que generalmente garantizan la oferta al cliente.

  • las actividades recreativas de tipo acuáticas son realizadas tanto en la playa como en la piscina.

  • las actividades en piscinas más representativas de la programación de estos sitios son: voleibol acuático, waterpolo y acuacise.

  • la gran diversidad de actividades de otro tipo parece limitar la ocurrencia de un mayor número de acciones en las albercas de los hoteles.

  • los profesionales de la animación consideran que de materializarse un mayor número de actividades físicas recreativas acuáticas en piscinas, se alcanzaría una muy favorable satisfacción por parte de los clientes, dada la dinámica que suele alcanzarse en las mismas.

Partiendo de los criterios expuestos por los animadores entrevistados, así como de las opiniones dadas por los propios clientes encuestados, se elaboró una propuesta de programa recreativo convencional para instalaciones hoteleras con el objetivo de realizarlas en sus albercas o piscinas. A continuación se exponen acciones de este tipo devenidas de dicho estudio.

Actividades físicas recreativas acuáticas en albercas para instalaciones hoteleras.

Actividades

propuestas

Edades para la realización de la oferta

Horario del día recomendable

Cantidad de animadores

I. Juegos con pelotas en la piscina

1

Baloncesto.

Adultos

Mañana y tarde

2

2

Voleibol.

Adultos

Mañana y tarde

2

3

Polo acuático o Water Polo.

Adultos

Mañana y tarde

2

II. Actividades masivas

4

Gimnasia en la piscina.

Todas las edades

Mañana

1

5

Olímpicos en la piscina.

Jóvenes y adultos

Tarde

2

III. Juegos y competencias variadas en el agua

6

Agarrados.

Niños

Mañana

2

7

Conteo de diez.

Niños

Mañana

2

8

Competencia de jinetes.

Niños, jóvenes y adultos.

Mañana y tarde

2

9

Conduciendo pelotas.

Niños, jóvenes y adultos.

Mañana y tarde

2

10

Tocar primero.

Niños, jóvenes y adultos.

Mañana y tarde

2

11

Lanzando pelotas.

Niños, jóvenes y adultos

Mañana y tarde

2

12

Recogiendo objetos del fondo.

Niños y jóvenes.

Mañana y tarde

2

13

Competencias en balsas

Clientes jóvenes

Mañana y tarde

2

14

Competencias de equilibrio.

Clientes jóvenes

Mañana y tarde

2

15

Cucaña.

Clientes jóvenes

Mañana y tarde

2

IV. Actividades instructivas

16

Clases de iniciación a la natación.

Todas las edades.

Mañana

2

17

Iniciación al buceo.

Adultos.

Mañana

2

Para una mejor comprensión de la propuesta de actividades físicas recreativas acuáticas en piscinas, se describe parte de la realización de las mismas.

I. Juegos con pelotas en la piscina

Los deportes acuáticos en la piscina requieren de elementos imprescindible para su ejecutoria, de modo que para el baloncesto exista un poste con su respectiva cesta, el voleibol disponga de una net y dos postes y el polo pueda disfrutar de dos porterías flotantes (ello se facilita con la utilización de planchas de poliespuma). Muchas veces y en dependencia de las dimensiones de la piscina se puede recurrir a variantes recreativas diversas como por ejemplo utilizar una sola portería, concederle menos o más altura a la net, etc.

II. Actividades masivas

Gimnasia en la piscina

Son actividades de alta concentración de personas, fundamentalmente adultas y que posean cierta preparación física. Estas variantes de estas actividades realizadas al compás de la música, suelen ser sumamente atractivas, de aquí que no sea extraño que devengan en verdaderos espectáculos masivos.

Olímpicos en la piscina.

Son actividades de gran afluencia de clientes jóvenes y adultos donde se pueden combinar las actividades físicas recreativas (de carácter deportivas y lúdicas) con las artísticas. Se alterna su ejecutoria con acciones dentro del agua y en el borde de la piscina, desarrollándose en un ambiente sumamente competitivo y alegre, disponiendo de equipos previamente seleccionados y que respondan a una gran fusión de los turistas independientemente de su nacionalidad. Para su realización se podrán seleccionar variantes de juegos abordadas en la propuesta, pero también otras que respondan a la experiencia de los profesionales actuantes.

III. Juegos y competencias variadas en el agua

Agarrados

Uno de los participantes tratará de capturar a otros jugadores dispersos por el agua, partiendo de una meta previamente seleccionada. El que resulte tocado asumirá el papel de perseguidor. Los que burlen la vigilia del quedado y puedan arribar a la meta sin ser tocados se considerarán ganadores.

Conteo de diez

Un competidor elegido al azar queda de espaldas al agua, en la orilla. El resto se dispersará y tratará de acercarse al rebosadero sin que sea percibido su movimiento. Al contar diez, el de la orilla se volverá tratando de atrapar algún competidor en movimiento. De resultar descubierto ese competidor debe salir del agua, así hasta el último de ellos

Competencia de jinetes

Es un juego que se practica en parejas dentro del agua. Uno de los competidores montará sobre los hombros del otro. Desde esa posición tratará de derribar a un oponente en similar situación. Ganará el que logre derribar a su contrario (es un juego de aguas poco profundas).

Conduciendo pelotas

Consiste en una competencia entre dos participantes o equipos en que los competidores, van nadando y conduciendo una pelota u objeto flotador, hasta una distancia determinada.

Tocar primero

Se colocan dos boyas a igual distancia del borde de la piscina. Se compite individual y por equipos. Los primeros en cruzar nadando y tocar la boya serán los ganadores.

Lanzando pelotas

Se colocarán dos equipos en hileras. A seis metros delante de cada uno de ellos se colocarán dos aros flotantes (se montarán sobre boyas). Cada miembro de los equipos tratará de enviar dentro de su respectivo aro, una pelota. El equipo que más pelotas introduzca en el aro, será el ganador.

Recogiendo objetos del fondo de la piscina

Consiste en una actividad individual o por equipos, donde los integrantes deben recoger del fondo de la piscina objetos diversos (cubiertos, chapas, etc.) y ganarán aquellos que en mayor cuantía logren rescatar los elementos sumergidos.

Competencias en balsas

Son competencias que se pueden organizar individuales o colectivas cuando se desarrollan en relevos. Cada participante adoptará una posición ventral sobre las balsas, impulsándose a fuerza de brazos.

Competencias de equilibrio

Se utilizarán con ese fin cilindros flotadores sobre los cuales los competidores deben demostrar sus habilidades al mantener el equilibrio en posición de pie, pudiéndose auxiliar con una vara en forma de péndulo.

Cucaña

La cucaña consiste en un palo encebado colocado en el borde de la piscina y que sobresale sobre el agua. Los competidores intentarán avanzar sobre el mismo para atrapar una bandera colocada en su extremo libre.

IV. Actividades instructivas

Clases de iniciación a la natación

Muchos de los clientes que visitan las instalaciones no saben nadar y esta oferta es exclusiva, ya que los introduce en la ejecutoria. Requiere de cierta especialización por los animadores que desarrollen la actividad, los que deben dominar elementos de natación. A continuación se ofrecen algunos de los ejercicios de iniciación elementales, según criterio de Haces y Martín (1987).

  1. Sujeto del rebosadero, inmersión progresiva primero hasta los hombros, hasta el mentón o barbilla, hasta ejecutar la inmersión total.

  2. Ejercicios de recogida de objetos del fondo de la piscina.

  3. Aguantado del rebosadero, expulsión del aire de modo rítmico debajo del agua; inspiración por la boca.

  4. Flotación ventral logrando que las piernas queden los más horizontalmente posible sobre la superficie.

  5. Realizar una bolita con la barbilla pegada al pecho, el tronco flexionado y llevando las rodillas al mentón, quedar flotando de tal forma que sobresalga la espalda.

  6. Sujeto del rebosadero y en posición ventral, realizar movimiento alterno de piernas.

  7. Sujeto de un flotador desplazarse realizando movimientos alternos de piernas.

  8. Movimiento de piernas con ayuda del animador.

  9. Movimiento de piernas utilizando una tabla.

Iniciación al buceo

Requiere de personal especializado de modo que en la piscina se ofrezcan las instrucciones elementales.

Conclusiones

Como parte de las conclusiones de la presente investigación se considera que la propuesta de las actividades recreativas acuáticas en piscinas para instalaciones hoteleras está basada en criterios aportados por las herramientas investigativas aplicadas en el presente trabajo y sostienen la necesidad de fomentar dichas acciones en la búsqueda viable para una mayor satisfacción de los clientes. También se expresa la consideración, a partir del criterio de especialistas consultados, que dicho aporte posee una alta posibilidad de aplicación independientemente de las características que puedan tener estos hoteles, por lo que constituye una oferta de especial atractivo para personas de diversos orígenes y edades.

Bibliografía

  • BERMÚDEZ SIXTO, Amado Antonio. 2008. Actividades físicas recreativas acuáticas en piscina para clientes del hotel ACUAZUL. Tesis para optar por el título de Licenciado en Cultura Física. Facultad de Cultura Física. Matanzas. 55p.

  • GARCÍA, Faustino. 2008. Actividades físicas recreativas para clientes del Hotel Villa Tortuga. Tesis para optar por el título de Licenciado en Cultura Física. Facultad de Cultura Física. Matanzas. 55p.

  • HACES GERMÁN, Orlando J y MARTÍN FERNÁNDEZ, Sonia. 1987. Natación. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 243p.

  • PÉREZ, Aldo. 1997. Recreación y fundamentos teóricos metodológicos. Instituto Politécnico Nacional. México DF. 180p.

  • RUBALCABA ORDAZ, Luis y CANETTI FERNÁNDEZ, Santos. 1989. Salud vs sedentarismo. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 76 p.

Otros artículos sobre Actividades Acuáticas

www.efdeportes.com/

revista digital · Año 13 · N° 126 | Buenos Aires, Noviembre de 2008
© 1997-2008 Derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada