jueves, 20 de agosto de 2009

HABILIDADES PARA LA VIDA

¿Qué son las “Habilidades para la vida”?

Las Habilidades para la vida son aquellas aptitudes necesarias para tener un comportamiento adecuado y positivo que nos permita enfrentar eficazmente las exigencias y retos de la vida diaria.

Descritas de esta forma, los diferentes tipos de habilidades que pueden llamarse “habilidades para la vida” son innumerables. Sin embargo un análisis de campo sugiere que existe un grupo esencial de habilidades que son el centro de iniciativas basadas en habilidades para vivir para niños y adolescentes, y son:

  • Capacidad para tomar decisiones.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Capacidad para pensar en forma creativa.
  • Habilidad para comunicarse en forma efectiva.
  • Habilidad para establecer y mantener relaciones interpersonales.
  • Conocimiento de sí mismo.
  • Capacidad de establecer empatía.
  • Capacidad para manejar las emociones.
  • Capacidad para manejar el estrés.

Las habilidades para vivir nos permiten convertir el conocimiento –“lo que sabemos”– y las actitudes y valores –“lo que pensamos, sentimos, creemos”– en habilidades reales – “el qué hacer y cómo hacerlo”.

e

Cómo se adquieren las habilidades para vivir

Los métodos utilizados en la enseñanza de habilidades para la vida se basan en el conocimiento de la manera cómo los niños y jóvenes aprenden de la gente que los rodea, en nuestra observación del comportamiento de los demás y las consecuencias que surgen del comportamiento . Esto se describe en la Teoría del Aprendizaje Social (Social Learning Theory) desarrollado por Bandura (1977). En esta teoría se considera a la enseñanza como un procesamiento , estructuración y adquisición activa de la experiencia. El énfasis en el individuo como procesador activo de la realidad, es la base conceptual del uso de métodos de enseñanza activos y dirigidos a estudiantes en la enseñanza de habilidades para vivir.

La educación en habilidades para vivir se basa en el aprendizaje a través de la interacción de los conocimientos nuevos y la adquisición , práctica y aplicación de habilidades. La práctica de las habilidades es un componente vital dentro de las actividades de la enseñanza de habilidades para vivir. En los programas que facilitan esta enseñanza, se involucra activamente a los niños en procesos dinámicos y participativos.

Entre la técnicas utilizadas para facilitar la participación activa están: los juegos con nuevas ideas y roles, el estudio de diferentes casos, los debates y la visualización.

De esta forma se le brindan al adolescente estrategias para afrontar situaciones problemáticas, y se previenen consecuencias no deseadas como puede ser el abuso de alcohol y/o de sustancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada